domingo, 2 de diciembre de 2012

Vuelta de Rocha



42 comentarios:

  1. Tiene muchas interpretaciónes. Por un lado claramente es una critica a todo lo de los 70 es claro. También a la postura del cambio. No es casualidad que haya un libro de Schopenhauer de Almanza. Habla un cierto nihilismo de una revolución que jamás va a llegar. Igual si vamos a hilar en profundo esta bueno que ambos "Juanes" (que no por casualidad se llaman Juan cada uno) son de clase media, uno el coherente pero reaccionario el "que los pobres lustran el fitito" y "no cambian mas" y el otro el de clase media idealista pero lamentablemente contradictorio. Vos Galliano sos el coherente pero reaccionario partiendo de la base de que el "Juan" nihilista esta dibujado tal cual como te autorretratas. Y si seguimos la linea de las historietas dar clases en secundarios te tiro un poco abajo la idea de que los docentes "pueden cambiar al mundo" jajaja.

    Creo que vos pensas que las cosas no van a cambiar y si cambian no es a gran escala si no en tu circulo chico y que uno no tiene que arriesgar la vida, no por uno sino por como sufren los demas. Cuando uno arriesga la propia pone en juego la tristeza de los demas. Abrazo.

    J.A

    ResponderEliminar
  2. Me encanta este Jorge Altamira filósofo! A mi me gustaron los carteles pegados del PO y del PCR.

    ResponderEliminar
  3. Arriba debería figurar una advertencia: "mayores de 55 años, no leer antes de dormir". Yo no pude hacerlo. Si estamos vivos, somos Almada.

    Hice una larga crítica puntuada de la pieza (que es brillante) y (sintomáticamente) la perdí al apretar el botón equivocado.
    Posiblemente tengas razón en el plano filosófico, como bien señala JA.
    El problema es que los conceptos que maneja el espectro de Almanza (sobre diferenciación y jerarquía) no existían (o no se manejaban acá) en los '70. En el '73 el único que se le parecía era Borges.
    Dejando de lado la verosimilitud histórica entre el primer y el segundo discurso de Almada, subsiste un problema.
    Los momentos de tragedia Histórica involucran hasta a los que se consideran al margen. El espectro de Almanza parece no hacerse cargo de su responsabilidad por seguir yendo al bar en el otoño del '76. Los que nos oponíamos al foquismo pero habíamos sido jetones por participar de las discusiones nos mandamos a guardar desde la intervención de Ottalagano a mediados del '74 (yo dí un final a principios del '75 y no volví a la facultad). He discutido violentamente contra los Almada, pero ¿está en deuda con Almanza por la pretensión de éste de sobrevolar la Historia?

    Algún día deberíamos discutirlo en otro bar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El personaje de Almanza, como buen fantasma, padece de irrealidad. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Muy melancolico y no poco cierto...Ni un chiste malo se me ocurre para escribir, imaginate...

    ResponderEliminar
  5. Mirate esta correspondencia del 2009:
    http://theoneandonlygrillo.blogspot.co.uk/2009/10/la-vuelta-de-rocha.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Increíble, Oscar, no me acordaba de eso. El progreso no me dio tiempo y el bar cerró. Correspondencias como esta me hacen añorar ese extraño diálogo que manteníamos los blogueros. Eso ya se acabó.

      Eliminar
  6. Una autocrítica clara. ¡Muy bueno! Adrián

    ResponderEliminar
  7. No es casualidad que Alejandro haya retratado al fantasma con su propia figura (al menos como él se ve a sí mismo). Pero no es reaccionario como uno dijo más arriba: él, al igual que yo mismo, nacimos en los 70.

    ResponderEliminar
  8. Prefiero pensar que la lectura política de la historieta es solo una de las posibles. "Lo reprimido siempre vuelve", dice Galliano. A mí me gusta más una frase del tango Adiós muchachos: "contra el destino nadie la talla", que utiliza Bioy como epígrafe en "El Sueño de los Héroes". Acaso Almada, como Gauna, haya vuelto por fin a encontrarse con la muerte.
    Saludos,
    Suri.

    ResponderEliminar
  9. Excelente, como siempre. Tal vez sea verdad que tiene muchas interpretaciones. Pero descreo de aquellos que acusan a Galliano y a esta historieta en particular. Creo que los que insisten en acusarlo no ven en esta historieta (o no quieren ver) el notable llamado a un ética revolucionaria, tan ausente y tan importante (tanto antes como ahora). Esa es la mejor lectura que se puede hacer. Y lo excelente de su trama, es que está recorrida por una profunda preocupación por la ética, que reitero, está muy ausente hoy, incluso y sobre todo en la izquierda tradicional. Y también por un bien bastante escaso hoy en día: la dignidad.

    ResponderEliminar
  10. Los dos son formas fantasmales. "¿Qué es un fantasma? preguntó Stephen. Un hombre que se ha desvanecido hasta ser impalpable, por muerte, por ausencia, por cambio de costumbres." James Joyce.

    ResponderEliminar
  11. Yo estoy de acuerdo con vos, Decimonónico.
    Aunque más que la ética revolucionaria yo veo la dualidad de un yo respecto de ella. El joven despierto e indignado ante esa realidad, pero también sabiéndose derrotado antes de levantarse, con miedo y con seguridad: de que caerá antes de mantenerse ingenuamente erguido por mucho tiempo como para servir de algo, para servirse de esa dignidad moralista, o mínimo de ejemplo, porque la ingenuidad debe quedarse donde el sueño. Crisis.
    Yo lo vería a Juan Almanza negando con la cabeza una y otra vez los no-intentos "revolucionarios" que aun filosóficamente híbridos como siempre ya ni la dignidad rescatan, ni ejemplos fomentan. El avance de lo pragmático sepulta la ingenuidad fantástica, o decir omnipotencia, y deja a la ignorancia peleando por cualquier cosa, incluso hasta con discursos muy ostentosos. Lo vería con los ojos vidriosos ante el primer síntoma de victoria, si es que el juego logra funcionar milagrosamente según la mecánica de la lógica. Historia.
    Y me animaría a decir que eso que se señaló como reaccionario, es una extensión de la nostalgia. Otra dualidad pero una más acogedora: el refugio irreal del juan que mira atrás hacia un pasado fabricado para recuperar algo de lo que solía ser antes de ser robado por la realidad hacia el fantasma. El refugio real del sujeto que mira adelante pero lleva en su presente la nostalgia de su no-intento: en su profesión, en su conducta política, en su discurso ostentoso...y se le resbala un derrotismo constantemente, porque la ignorancia es la nostalgia de la ingenuidad fantástica.
    Incluso me pareció verlo a Galliano en algún cuadro a lo lejos, observando la dualidad expresada en los juanes. Pero puede que la obra haya dejado volar demasiado la imaginación y la proyección. Si no acerté a la idea original, vamos bien. Eso la hizo muy interesante.

    ResponderEliminar
  12. Ojo no tomen lo de "reaccionario" como un bardo, porque son 2 posturas filosoficas distintas, repito:
    1) Reaccionario, nihilista, pesimista pero coherente.
    2) Idealista, Optimista pero con mucha facilidad de caer en la contradicción.

    En el segundo la palabra "Revolucionario" iría entre comillas porque quizas asi mismo se ve como un revolucionario pero el personaje con la postura 1) (La de Almanza) lo ve como un revolucionario frustrado, part-time devenido en progresista bien adaptado al sistema. La postura 1) no apuesta y se mantiene incolumne. La 2) apuesta a una revolución y si pierde le da la razón a la 1) que "jamas penso que la revolución era posible y los que creían y militaban por una estaban JUGANDO a hacer una revolución, cagándole las vidas a los demás arrastrándolos a paraderos no queridos para después sobrevivir y disfrutar la vida post-70 con título universitario, esposa, hijos y un buen salario.

    Esta en la decisión de cada uno cual es mas valorable, si ser coherente pero estático o apostarse a un futuro mejor pero correr el riesgo de la incoherencia y doy fe que a los que a los que se autoproclaman revolucionarios la incoherencia les pesa y mucho. A muchos también les pesa no haber participado y quedarse afuera y no hacen otra cosa que criticar por resentidos, como Jose Pablo Feinman que critica claramente por no haber sido parte de la historia que paso frente a sus ojos y contarla desde la supervivencia y la observación, un rol pasivo. Para los que cursan historia sabran que a Jenkins (titular de Sociologia para Historiadores) le pasa lo mismo, siempre criticando las premisas "patria"/"peron" "o muerte".

    J.A
    "Jorge Altamira" Para el subcomandante Marzo.

    ResponderEliminar
  13. Insisto: creo que la historieta aborda magistralmente el problema ético, que sospechosamente se ha encontrado bastante ausente en todo el boom revisionista de los setenta de los últimos años. Y los exégetas que frecuentan este blog también parecen hacerle la rabona. ¿Por qué condenar de entrada a Almanza? ¿Porque queda "bien"? Eso es seguir haciendo un comunismo pour la gallerie. Queda muy bien apoyar a Almada, aún cuando sabemos que en la práctica sus principios y sus ideas quedan bastante descolgados (ni hablar del vanguardismo, el militarismo, el sectarismo y varios etc). ¿Por qué no revisar (dije revisar, no rechazar) profundamente la experiencia de la izquierda de los setenta, incluso aún con sus dimensiones éticas? Almanza no era un tonto ni un nihilista, tal vez haya llevado al extremo la evaluación ética. Eso es admirable. Ayer y hoy. Almada, más pragmático, idealista o cínico, prefirió priorizar otras cosas. No lo culpo ni lo condeno por eso, sólo lo reviso y veo qué me sirve de ese pasado. Simplemente prefiero una lucha en donde en sus prácticas se prefiguren los rasgos de la sociedad por venir. Y también prefiero una historieta que me hace reflexionar permanentemente de un modo más que placentero y brillante sobre una tradición de la cual me gusta sentirme parte, sin dogmas ni frases pour la gallerie.

    ResponderEliminar
  14. 1) No compre a Almada, hay que hacer las criticas y revisiones correspondientes de las experiencias de los 70. Ojo a no confundir, reivindicar a los compañeros del 70 no es lo mismo que pretender repetir la misma formula en el 2012. Yo reivindico a Montoneros a muerte, con sus contradicciónes porque los ubico ahí en ese contexto. TODOS tenían armas. Todos se llenan la boca hablando como si Montoneros y ERP fueran los unicos casos armados pero pareciera que la gente se olvida que los milicos hacían lucha armada contrarrevolucionaria o se olvidan que todas las organizaciónes sindicales estaban armadas, TODAS o que incluso existieron un par de facciones dentro de la Juventud Radical Revolucionaria que propugnaba la lucha armada y eso es sabido (no concretaron obvio, pero daban la discusión y eso para el radicalismo ya es mucho).

    2)"pour la gallerie"="pour la gallerie"

    3) Perdon, lei mal la historieta? De que evaluación ética de Almanza me hablas? de la ética de "Payasada revolucionaria", "la negrada solo quería que vuelva el viejo" "la gente pobre ama las jerarquías"....que evaluación ética hay ahi? es darwinismo puro: "ningún pobre puede ser revolucionario por su mera condición de pobre", según Almanza "los pobres son pragmáticos al extremo, no quieren la revolución quieren estar bien y son conformistas, no quieren al socialismo quieren a peron, el hotel sindical....bla". Eso no es ser reaccionario? Que evaluación ética? decirle a Almada que no saltó cuando pudo? Porque supuestamente se "calló"?...me sigo quedando con la interpretación de que ambos Juanes son un espejo de la clase media, la reaccionaria y la revolucionaria, pero que siguen siendo 2 caras de una misma moneda.

    J.A

    ResponderEliminar
  15. 1) Fijate que no critiqué precisamente lo de las armas; más bien nombré el sectarismo, el verticalismo, el militarismo, el vanguardismo. Pero ponele que también eso lo "ubicamos en su contexto".

    2)"pour la gallerie" = "para la tribuna" = "vendehumo" = "Hernán Díaz"

    3)Me sigo quedando con la dimensión ética. Siempre es más fácil patear la pelota afuera y reducir las interpretaciones a la salida más fácil. "Las dos caras de la misma moneda": te sobra un Juan; con Almada te alcanza para la "revolucionaria" (que es la que queda inconclusa) y la "reaccionaria" (que es la que finalmente concreta). Mientras, seguimos esperando la ética. Y tal vez me quede con Alamanza, pues. Claro, ubicándolo en su contexto.

    Qué andes bien, mostro!

    ResponderEliminar
  16. JA La evaluación ética era la deconstrucción del fundamento revolucionario

    ResponderEliminar
  17. Ya de por si la tirada es buena porque hasta ahora tiene record de comentarios en todo el blog. Lindo debate.
    Perdon pense que cuando hablabas de militarismo= "uso de armas"
    pero en el resto si lo critico en coincidencia con vos, sobre todo lo de vanguardismo.
    Perdon si no entendi lo de evaluación ética, se que hago interpretaciónes más lineales. Gracias por el debate y gracias Galliano por dispararlo.

    Abrazo

    J.A

    ResponderEliminar
  18. IMPRESIONANTE, me dejaste de cama
    muy bueno el blog, te sigo siempre

    ResponderEliminar
  19. Es harto interesante el trabajo y permite diversas lecturas. Me quedo con la frase que Almanza le dice a su amigo: "¿Estás dispuesto a ocupar tu lugar? A asumir las consecuencias de esas cosas que vos creías y creés."

    Esa frase permite reflexionar sobre los '70s; creo que muchas veces se hace una lectura "naif" de esos años. La militancia de esa década (tanto las "formaciones especiales" como los que se oponían a la lucha armada) buscaban destruir el capitalismo e instalar el socialismo (cada uno con métodos diferentes, pero el objetivo era el mismo). Puede sonar una obviedad pero es bueno recordarlo. Entonces, si se buscaba cambiar la estructura del país, ¿qué esperaban? ¿Que la burguesía no se defendiese y se "dejara" morir? Ojo, con esto no busco justificar el terrorismo de Estado. Sólo trato de hacer una lectura más profunda del pasado y recordar que toda acción genera una reacción. Por eso uno siempre tiene que ser realista, atenerse a las consecuencias y no caer en interpretaciones descafeinadas (para utilizar una frase de Nuestra César) sobre la realidad.

    Bakunin.

    ResponderEliminar
  20. 1-"Revolucionario-de-café" en una palabra es aquello que otros (también "rdc") declaman como: idealista, optimista, vanguardista, el sumum representante de lo mejor "pero con algunas incoherencias" o contradicciones.
    "El otro", el "reaccionario", es reaccionario por lo que dice para los rdc, pues sin que nadie lo haya notado representa simplemente el mismo discurso de cierta idea del peronismo (la ortodoxa, y la que sin ser de derecha tampoco era de la tendencia), que precisamente -cómo alguno podía leer en las revistas de la época- defendían precisamente "los ravioles del domingo, la patrona, la familia reunida (a lo Campanelli), la cultura del trabajo y al General".
    Pero vade retro! se nombra a Perón, la cultura-del-trabajo (opuesta por los peronchos de derecha al proletarismo socialista, que veían como un hombre-hormiga u hombre-máquina al servicio de una colectivización que negaba los valores de la familia, la patria, o la quintita propia -sea el autito, las vacaciones o la casa).
    El realista ("reaccionario" para los rdc que son los primero-tirambombas, y los primeros en esconder la mano) es el que se dio cuenta en plena efervescencia que el viejo viene para cumplir el ideario peronista (tallarines o asadito, jerarquía, comunitarismo interclasista antes que lucha de clases) y que el Pueblo iría tras él y no a esconderse al monte a hacer bajar la revolución de la punta de un fusil.
    ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanta ignorancia de tu parte!! El socialismo nunca considero al trabajador un hombre hormiga sin conciencia individual. El socialismo siempre penso al laburante como parte de un colectivo pero con plena libertad propia. Una libertad consciente en si misma de sus alcances, sin menoscabo de las libertades ajenas. El socialismo nunca quizo, ni quiere, que el trabajador no tenga sus vacaciones, su auto o su casa, todo lo contrario papa! La propiedad privada que combate el socialismo es la de los medios de produccion. Leer un poquito teoria de sus autores originales te podria aclarar bastante las cosas.

      Eliminar
  21. ...
    2-El revolucionario-de-café, tiene su apoteósis: ve la luz cuando desaparece su amigo (al primer muerto, se rinde), se quita la mácara del "mascapito", sigue la línea normal de ascenso social, y como "mi hijo el dotor" deja sus "convicciones" (su falsa cháchara) de lado y calla para la tribuna sus giladas... que en el fondo de sí guarda y vomita frente a la conciencia-de-la-historia (Almanza) que le reclama.
    Así el revolú... es un hombre de "Dios (la diosa "Ideología" progre que puede seguir defendiendo -bien seguro- desde su puesto docente de la "Universidad"), Patria (ciudadano progre) y (padre de) familia" como todo socialistrucho bienpensante que se digne hace.
    Poir supuesto cuando la conciencia-responsable, le echa en cara que sigue sus propias palabras con actos, el personaje (pues ser un revolucionario-de-café es sólo ser un personaje), le hace toda su vieja bajada de línea intelectual, autojustificante, PESIMISTA, claudicante, timorata... y ni qué decir cuándo se le pide ponerse en el lugar del "jugado" (que ya es tarde, que a mí no porque mis valores de la "sagrada-familia" burguesa me lo impiden, que si querés vamos al agente de la ley del Estado a hacer el reclamo).
    El fantasma -que es el espíritu de la Historia hegeliano pasa y el revolú "justito" llega tarde, llega siempre tarde.
    El revolú es el estudiante del CEFYL que te enchufa la tesis XI de Marx en cualquier tapa de apunte criticando a los filósofos y pidiendo "Intervenir YA en la Historia" para transformarla.
    Almanza era el filósofo (por eso Schopenhauer), "sin querer" (?) FUE la Historia (parte de la historia que fueron sus caídos, olvidados, desaparecidos). Almada es el que viene a intervenir, desde su librito revolucionario de Gramsci (y que por supuesto se cree cual el Gramsci en la prisión, desde la comodidad del bar). Que rebufa, y golpea la mesa dando cátedra, y a la primera bala, alza las manos y al grito de "no tiren, que soy uno más del rebaño como ustedes" traiciona aquello en lo que ¿alguna vez creyó? (creyó con la parla, pero con los huevos no, así cualquiera cree en cualquier cosa, "gratuitamente").
    ...

    ResponderEliminar
  22. ...
    3-Almada es el revolú, y todos los revolú lo rescatan, y critican a su contraparte por "anti-igualitario" y "reaccionario" por decir la verdad (que es la realidad).
    El revolú en cambio es perdonado, sus crímenes son simple "errores de coherencia interna" (parece que estamos haciendo un impoluto ejercicio de lógica proposicional, ¿no?): el ser un tirambombas y dar cuerda antes de la hora de la espada, y un cobarde durante las balas... y un "pacifista, nunca estuve en nada, los que se jugaron con armas son culpables de lo que hicieron" tras la contienda, el ser un revolú ya no del café de Rocha, sino del café Martínez propio de cualquier buen burgués liberal -entre notebooks y macs, charlamos los ´70, así "da gusto". Siendo cobarde, no ya ante los tiros, sino ante la mera posibilidad de que eso le pase a él (ya tiene su vida hecha, tuvo sus hijos, pasaron casi 40 años, y el revolú se niega a jugarse las bolas. "Que se las juegue otro, que yo me voy a Puan a hablar de revolución y socialismo")).
    Sí, sí, son "las dos contracaras" del clase media de la época. Pero qué bonita explicación -con el típico prejuicio progre-de-clase-mediero.
    Falta también el clase-media que se jugó, "por algo que no existe" (la "Idea" hegeliana a hacerse efectiva y concreta, como "Patria" "socialista") y que implicaba un sacrificio personal patriótico ("o muerte") y que muchos aceptaron como un deber.
    Obviamente, los comentarios giran en negar ese acontecimiento: la existencia de innumerables militantes y simpatizantes que se jugaron a fondo, murieron o zafaron, y que se mantuvieron en sus trece porque "no era un simple juego".
    Fácil queda todo en la oposición: los que dieron cuerda no se jugaron, los que desaparecieron, cayeron en la pomada sin comerla ni beberla. Al final, ninguno fue héroe.... típica explicación de los Almada y los crías de los Almadas que defienden así su propia cobardía (al estilo Feinmann).
    La explicación del final es interesante: por qué se quedó Almanza en ese Bar? (la culpa que atribuye un comentario, "por seguir yendo al bar tiene su culpa"), pues porque esperaba a los Almanza que vinieran a jugarse las pelotas y estar en el lugar indicado...
    "Acá vamos de nuevo", dice Almanza, esperando OTRA VEZ a los Almanza que siempre llegan tarde, siempre...

    ResponderEliminar
  23. qué complicados son los que comentan, ahora entiendo el porque nunca llegan al poder...

    ResponderEliminar
  24. La inmobiliaria troxler existe o hay algo mas detras?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Existe. Le pago el alquiler todo los meses. El resto es casualidad manipulada.

      Eliminar
  25. Creo que todavía tengo un dibujo tuyo, uno sin tetas ni aforismos políticos.. me lo diste hace nose, 8 años o algo así.. siempre dije que era una gran imagen, hoy encuentro este blog, y veo que realmente tenes mano, y muchas cosas para decir.. te felicito, todo es muy interesante. PD, concuerdo con tus pensamientos sobre tus alumnos, ejercí en un par de colegios, y la esperanza futura es cada vez mas nula, una decepcion generacional.. un gran abrazo, María Victoria, ex alumna del JM de nogués-

    ResponderEliminar
  26. Crudo,espeso,siniestro,etc podria señalar muchas cosas mas.No hay mucho que decir,lo leo ahora un viernes a la noche y me dejo atravesado porque mi postura es exactamente igual a la de Almanza.Es,creo,un poco triste;casi tanto como todos los comentaristas que empezaron a poner rotulos a los personajes[ejercicio aburrido y de tranquilizacion de la conciencia:poner todo en su respectivo lugar/rotulo]o unos analisis lergos,eternos sobre miles de esquemas simples que no creo que esten a la altura dle planteo de la historieta.Y de todos los adjetivos que puse al comienzo me queda solo una cosa:creo que el realismo es asi,es simplemente despiadado.Y es despiadado porque muchas veces se devora a los ideales.Y eso jode.

    ResponderEliminar
  27. Hace mucho que no paso por tu blog, me quedé helado.

    ResponderEliminar
  28. ¡¡Uff!! Fuerte. Da para una película (sin desmerecer la historieta).

    Perdoname mi ignorancia, pero no entiendo si los personajes son reales, si representan a alguien, o si son personificaciones de determinadas ideologías.

    ResponderEliminar
  29. De aquellos debates de bar durante el siglo pasado, a estos debates de ciberbar en los comentarios del siglo XXI... qué difícil dejar de ser lo que somos para ver lo que somos.

    Impecable historieta, sr.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  30. A la mierda.

    No suelo comentar online ('discutir online es como competir en las paraolímpicas: aún si ganás... ') pero esta vez las casualidades se ordenaron de forma tal que parece tener sentido. Terminaba de leer esto y mi hijo de dos meses lloró. Mientras lo alimentaba me sonreía, y pensaba en los millones de años de evolución que hay detrás de su reflejo de agradarme y mi reflejo de que me agrade, y en mi viejo, un Almada igual de boludo pero con menos suerte, que no pudo experimentar lo agradables que son los mecanismos que la evolución forjó en nuestro cerebro con el objetivo de darnos un incentivo para proteger nuestra prole. Vengo a leer los comentarios y leo " Cuando uno arriesga la propia [vida?] pone en juego la tristeza de los demas". Nombran a Borges y recuerdo también que a mi viejo lo explica una cita de Borges ( 'lo genérico puede ser más intenso que lo concreto': la felicidad de los chicos del mundo más motivadora que la felicidad de tu hijo). Lo explica, pero no lo hace menos boludo. Y es demasiado.

    Y acá me quedo, renovando el rencor contra mi viejo, mirando la noche reflejada en la laguna del country de tigre donde vivo (a mi viejo no le gustaría verme viviendo acá), pensando que tampoco le gustaría a mi viejo pensar que la indemnización por él terminó en un auto de alta gama y en mi hijo mayor en Disney. Los pobres quieren lustrar el fitito y los más afortunados aceleran el torino (o el peugeot 3008): queremos basicamente lo mismo, y la gran diferencia entre este lado del alambre y el otro es que para nosotros el castigo económico por nuestros errores es más bajo. Hay cosas que explica mejor la psicología (la de verdad, digo, no el psicoanálisis) que la sociología o la política.

    ResponderEliminar
  31. esta historieta es una obra de arte, la leo cada tanto, siempre me deja pensando
    muchas gracis

    ResponderEliminar